Uno de los aspectos más importantes a la hora de interpretar metal es disponer de un buen arsenal de pedales de efecto apropiados. Esta no tiene por qué ser una tarea de elección muy complicada, para muchos suele ser suficiente con una buena distorsión, sin embargo, elegir sabiamente prestando atención a las distintas opciones nos ayudará a personalizar, definir y darle un carácter propio al sonido de nuestro instrumento. ¿A quién no le gusta que su tono de guitarra personal resulte único a la vez que agradable para los demás y para uno mismo?

¿Cómo lograr un sonido metal?

Un buen tono distorsionado es la base de este estilo y el primer aspecto a tener en cuenta. Para moldear este tono a nuestro gusto disponemos de varias opciones, ya sea con pedales, con una pedalera o con algún dispositivo de modelado, que elegiremos en función de nuestras preferencias, de los recursos o del equipamiento del que ya dispongamos.

Pero no solo de distorsión vive el guitarrista metálico moderno, pueden ser necesarios otros efectos para pulir, personalizar, adornar o manejar mejor el tono agresivo y contundente que buscamos. Esta claro que a nadie podrá impresionar un complicado y espectacular solo de guitarra si el sonido de nuestro instrumento no es apropiado o si se pierde en la mezcla con el resto. Para solucionar estos problemas con estilo, disponemos de multitud de stompboxes, compresores, reverb y delays, wah-wah, chorus, puertas de ruido, etcétera, que nos harán la vida más fácil.

mejores pedales metal

Siendo este un estilo que abarca tantas variantes, realmente se podría aplicar casi cualquier efecto para crear algo nuevo y original, como queda patente observando su evolución histórica. No obstante, aunque no todos estos efectos son necesarios, hay algunos que bien podrían considerarse básicos.

A continuación haremos hincapié en algunas de las categorías consideradas más importantes para el estilo que nos ayudarán a saber qué pedal utilizar para tocar metal.

Aparte de una buena distorsion necesitaremos otros tipos de pedales como compresores, reverbs, delays, chorus o puertas de ruido para pulir nuestro sonido metal original

¿Qué pedales necesito para tocar metal?

Aquí tienes un listado de los tipos de pedales básicos para conseguir un sonido metal y también un ranking de los pedales más destacados dentro de cada tipo.

Distorsión

Existen multitud de opciones que nos permitirán pasar de un sonido limpio a otro totalmente saturado con un pisotón. Ya sea por medio del canal saturado propio del amplificador o valiéndonos de algún pedal, un buen tono distorsionado será la base de nuestro sonido.

Algunos de los pedales más destacados para utilizar con este propósito son:

49,50€
6 Nuevo Desde 49,50€
Amazon.es
59,18€
12 Nuevo Desde 48,00€
Amazon.es
Envío gratuito
290,00€
1 Nuevo Desde 290,00€
Amazon.es
Envío gratuito
204,21€
229,00
2 Nuevo Desde 204,21€
Amazon.es
110,00€
8 Nuevo Desde 110,00€
Amazon.es
Envío gratuito
105,00€
8 Nuevo Desde 105,00€
Amazon.es
Envío gratuito
Última actualización: octubre 22, 2018 10:33 pm

Overdrive

En ocasiones solo nos hace falta saturar o “calentar” la señal un poco más. Esta opción puede ser acertada cuando disponemos de un amplificador con un canal saturado que sea de nuestro agrado. En estos casos, un buen OD es la solución. Muchos lo utilizan delante del canal ya distorsionado de su amplificador, para definir y afilar más su tono.<7p>

Entre los más famosos de este tipo encontramos:

126,91€
14 Nuevo Desde 120,63€
Amazon.es
229,00€
1 Nuevo Desde 229,00€
Amazon.es
111,00€
8 Nuevo Desde 111,00€
Amazon.es
89,01€
13 Nuevo Desde 83,00€
Amazon.es
Última actualización: octubre 22, 2018 10:33 pm

Delay

Cuando se trata de llevar un solo al siguiente nivel, necesitaremos hacerlo destacar del resto. La función del delay es añadir repeticiones con retardo a nuestro tono de guitarra, percibida como una amplitud o dimensión añadidas.

Entre los delays más apropiados para nuestro propósito encontramos:

160,33€
12 Nuevo Desde 149,00€
Amazon.es
187,00€
2 Nuevo Desde 180,00€
Amazon.es
189,00€
3 Nuevo Desde 189,00€
Amazon.es
Última actualización: octubre 22, 2018 10:33 pm

Puerta de ruido

la finalidad de estos stompboxes es la de ayudarnos a “manejar” el ruido de fondo que se produce cuando trabajamos, como en este caso, con niveles de saturación muy altos. La puerta de ruido se encargará de “bajar” el volumen de manera automática cuando no estamos tocando, disimulando así el ruido de fondo extra derivado la saturación extrema de la señal de nuestro instrumento.

Entre los más relevantes de esta categoría se encuentran:

104,69€
12 Nuevo Desde 88,00€
1 Usado Desde 77,39€
Amazon.es
33,90€
2 Nuevo Desde 33,90€
1 Usado Desde 18,91€
Amazon.es
Envío gratuito
Última actualización: octubre 22, 2018 10:33 pm

Otros

Los compresores son una valiosa herramienta que nos ayudará a igualar la interpretación, añadiéndole sustain y dándole más claridad, sin degradar la señal. En algunas ocasiones, simplemente conectar un compresor delante del canal saturado de un buen amplificador puede ser suficiente para que nuestro instrumento tenga un tono impresionante. Por otra parte, un pedal de EQ puede darnos más opciones a la hora de configurar nuestro sonido, permitiéndonos seleccionar las frecuencias que deseamos enfatizar o recortar para así mejorar aún más el tono.

Con la progresiva aparición de otros estilos relacionados, Nu-Metal, Rap-Metal o Djent, se han ido incorporando otras sonoridades, más allá del típico sonido de guitarra crudo y extremadamente distorsionado propio del metal más clásico, hablamos de los chorus, pitch-shifters, armonizadores, wahmmy, dobladores de señal… Estos últimos, por ejemplo, son de especial interés porque nos permiten simular dos guitarras tocando el mismo riff, pero dejando así una libre para la parte solista.

¿Cómo ecualizar mi equipo para tocar metal?

La ecualización dependerá de varios factores, desde las preferencias personales hasta el instrumento, la afinación y el amplificador, además del sub-estilo concreto que toquemos.

No existe una fórmula universal, sin embargo, siempre ha existido una tendencia en ecualizar estilo “scooped”, especialmente para la parte rítmica, esto se hace recortando las frecuencias medias y un realzando las graves y agudas. Con esta ecualización, se consigue que los powerchords y los palm-mute suenen muy contundentes.

Ejemplo de la equalización “scooped”:

pedal configuracion scooped

Lo ideal sería experimentar por nuestra cuenta, tomando como referencia alguno de los grupos o estilos que nos gusten e ir trabajando la EQ hasta sintonizar algo que se parezca o que simplemente sea de nuestro agrado.

Es bastante común entre los guitarrista noveles, ecualizar como si fueran el único instrumento de la banda, sin embargo cada instrumento debe ocupar su lugar en la mezcla, por lo está recomendado no abusar demasiado de los graves para no “emborronar” el resultado general.

Personalmente y para preservar el sonido característico de cada instrumento, siempre me ha gustado utilizar la ecualización sólo lo justo y necesario, esto es, para suplir la carencia o disimular el exceso de algunas frecuencias.

Conclusión

No todos los amplificadores van preparados para trabajar con tanta ganancia como para satisfacer las necesidades de este estilo, de esta manera, la importancia de los stomp-boxes para el guitarrista moderno se acrecenta.

En nuestro objetivo de conseguir un sonido apropiado, denso y contundente, no nos equivocaremos si empezamos por una guitarra con pastillas dobles, un buen amplificador, preferiblemente a válvulas, y un pedal de distorsión u overdrive delante del mismo. Con tantas opciones de equipamiento disponibles actualmente, solo es cuestión de paciencia y dedicación encontrar el tono metalero que buscamos.