Análisis

En esta ocasión nos ocuparemos de una leyenda de los pedales de distorsión, uno casi legendario, que apareció allá por el año 1978. Desde entonces ha formado y forma parte del arsenal de efectos utilizados por grandes de la guitarra como Kurt Cobain, John Frusciante, Munky de Korn o Steve Vai.

El Boss DS-1 es un clásico, y por buenas razones. Tiene un diseño un tanto minimalista, pero un gran tono. Además, es extremadamente asequible, y debido a la legendaria calidad Boss “construidoncomo un tanque”, te durará toda la vida

A primera vista, llama la atención su característico color naranja, que le ha valido al DS-1 el apodo de “orange distortion”, además de su sólido chasis metálico, propio de la marca. Este pedal, casi indestructible, te servirá durante mucho tiempo. Por otra parte, también cuenta con otro punto a su favor, su precio, que se encuentra actualmente alrededor de los ver preció actual.

Pero vamos a echarle un vistazo a fondo a este famoso stompbox de la prestigiosa marca Boss.

  • Características y facilidad de uso (8/10): Su uso es muy sencillo, a estas alturas no creemos que nadie se pierda con los controles “VOL, TONE, DISTORTION” que lleva.Personalmente, siempre les he echado en falta algo más de control sobre la ecualización a estos stomp-boxes. El control de tono funciona bien, pero en ocasiones se echa en falta más control sobre la EQ desde el propio pedal, teniendo que ajustar desde el amplificador para suplir esta carencia.

  • Construcción (10/10): Poco que decir al respecto, va montado sobre el chasis metálico estándar de Boss. Los potenciómetros tienen un recorrido suave y van bien protegidos para evitar la entrada de polvo y suciedad.

  • Sonido (7-10): Hablemos del sonido. Para bien o para mal, los usuarios de DS1 dicen que ilumina el sonido de su amplificador. Nos gusta su coloración del sonido, ya que le permite distinguirse de cualquier otro pedal de distorsión genérico. En el lado negativo, el tono ha sido descrito por algunos como delgado, zumbido o metálico. Si el tono de tu amplificador es oscuro, ¡el efecto de brillo del DS1 puede ser realmente deseable! El control de Tono es afilado en los agudos, por lo que para un sonido de distorsión cálida, saturada y gruesa, es posible que tengas que bajarlo y mantenerlo a las 7 en punto o menos.

    Conviene aclarar que la circutería interna de este stompbox ha cambiado con el tiempo. La versión original, fabricada en Japón está considerada un reliquia y posee un sonido más suave y cálido, con un carácter “scooped”. En el intento de emular el sonido del original o de configurar su tono aún más, han ido surgiendo muchas versiones modificadas, como el boss ds-1 de Analogman o el de Keely.

    La versión actual de este stompbox, conectada directamente al canal limpio del ampli y con los potenciómetros a las 12 en punto, deja bien claro que se trata de una distorsión clásica, limpia y cruda, con un sonido definido y claro que inmediatamente invita a tocar algunos riffs de bandas como AC/DC.

    El DS-1 responde muy bien a la dinámica del intérprete, recogiendo los matices y produciendo una saturación rica en armónicos y alejada del fuzz. La cantidad de ganancia que puede entregar es bastante importante, alcanzando fácilmente para estilos como el grunge o el punk. Por otra parte y gracias a su claridad, utilizado como para reforzar el canal saturado del ampli o de otro efecto, bien podría utilizarse para tocar estilos actuales como el Djent.

  • Valoración general (8/10): no es casualidad que este efecto se haya mantenido siempre en primera línea hasta alcanzar el nivel de “clásico”. Podría resultar que el sonido distorsionado del pedal, cuando se conecta al canal limpio, resulte algo estéril y falto de carácter, sin embargo, cuando lo utilizamos sobre una señal ya “caliente”, ya sea junto a un overdrive o a la distorsión del ampli, la cosa cambia, permitiéndonos darle el filo y el empuje que le falte a nuestro tono.

Al igual que con muchos otros pedales Boss, otra razón por la cual el Boss DS1 es muy buscado es debido a cuán modificable es, ya que puedes enviarlo para algunos mods. Uno de los mods más populares es el Keeley “DS-Ultra” Mod, que eleva el volumen y mejora el pedal un poco más, lo que lleva a un tono más saturado de Marshall Distorsión. Puede resultar un poco metálico, pero la forma en que este pedal atraviesa una mezcla es pura perfección para el rock and roll.

En definitiva, el DS-1 de puede considerarse un gran pedal de distorsión, con buen sonido, sólido como una roca y que además cuenta con un precio muy asequible.

Características

Anchura 10,2 cm
Altura 15,2 cm
Profundidad 7,6 cm
Peso 499 g

No tiene True Bypass

Escribir un comentario